Conseguir financiación de Business Angels para tu empresa 

Conseguir financiación de Business Angels para tu empresa 

Los Business Angels son fundamentales para financiar el nacimiento y crecimiento de nuevas empresas, fomentando el desarrollo del espíritu empresarial, impulsando la innovación y la competitividad. Esto se aplica tanto a las nuevas empresas como a las PYMEs más jóvenes. Si es difícil obtener la financiación clásica a través de los canales habituales de crédito bancario, una solución puede ser la de los Business Angels, inversores alternativos que, aportando su propio capital, seleccionan la idea de negocio de forma dirigida, eligiendo la que tiene mayor oportunidad de mercado. 

Veamos cómo ponerse en contacto con un Business Angel, qué documentos preparar y cómo presentar su proyecto. 

Cuando hablamos de capital riesgo, nos referimos a operaciones de inversión a medio y largo plazo realizadas por operadores especializados, principalmente en empresas que no cotizan en bolsa, con la aportación de recursos financieros (generalmente en forma de participación en el capital) pero también con una buena dosis de tutela y ayuda. Este es exactamente el caso de los Business Angels. 

El objetivo final es monetizar en un plazo medio una plusvalía en el momento de la salida de la estructura societaria, con una salida favorable para el inversor y una excelente posición en el mercado para la empresa que se ha beneficiado de la financiación. 

En cuanto a las inversiones de capital riesgo, mientras que el capital privado siempre ha estado muy extendido en España para las empresas ya establecidas, las inversiones en empresas de nueva creación (capital riesgo propiamente dicho) sólo han crecido en los últimos años. 

Tanto los inversionistas de capital riesgo, como los Business Angels aportan capital riesgo, pero mientras que los inversionistas de capital riesgo intervienen en las fases más avanzadas con inversiones de mayor impacto, los Business Angels realizan inversiones en las primeras fases del ciclo de vida de la empresa, aportando además experiencia directiva y comercial. 

Además del capital, este tipo particular de financiador también proporciona a la empresa financiada experiencia y una red de contactos. Pero la forma de conseguirlo implica una serie de pasos. En primer lugar, para ponerse en contacto con un Business Angel al que proponer su plan de negocio, es necesario conocer las organizaciones en las cuales se encuentran. Existe redes cuya tarea es poner en contacto a inversores y empresarios. Existen redes de ámbito mundial, europeo y local. Todo es cuestión de buscar cual es la más adecuada para nuestro caso. 

Antes de decidirse a invertir en una empresa, los Business Angels evalúan las características del producto o servicio en el que se invierte, y el potencial de crecimiento, capacidad de gestión, competencia y motivación del equipo. La evaluación se apoya en un documento conciso que precede al plan de negocio propiamente dicho, que debe contener los siguientes apartados: 

Descripción de la idea del negocio del proyecto y de las necesidades del mercado a las que se quiere dar respuesta. Información sobre el equipo y el conocimiento que atesora el empresario y su personal. La estrategia del proyecto a corto y medio plazo. Las previsiones económicas y financieras y la rentabilidad esperada del proyecto.  

Por lo tanto, es esencial prestar atención a la redacción de una documentación breve pero exhaustiva, motivada e impactante.